Rapa Nui Landscapes, la isla serena. Serie de paisajes de Isla de Pascua, Chile

[shareaholic app="share_buttons" id="21571468"]

Los moais, quizás las esculturas que más emoción me han creado jamás.
Puede que haya veces que contar lo que siento hacia un sitio, un viaje, una experiencia o un trabajo se hace dificil, e intentas lograr con imágenes lo que no puedes expresar lo que emana del espíritu. Con Rapa Nui, (Isla de Pascua) no puedo decir lo mismo. Se expresar exactamente lo que siento hacia la isla. Amor, ternura, serenidad, plenitud, curiosidad, lejanía, culpabilidad (sí, ellos tuvieron problemas entre ellos, pero nosotros los occidentales incultos los aniquilamos casi completamente llevándoles enfermedades y hambruna). Quizás me es mucho más dificil contarlo toda la historia en sólo un sentido, y quizás es posible que no sea el momento adecuado aún de contar a ojo de turista lo que es ahora Rapa Nui. Probablemente más adelante pueda publicar esas fotos en una segunda entrega o incluso una tercera. Pero hoy me gustaría destacar el apartado paisajístico y su influencia en mi fotografía más tranquila, sosegada y contemplativa. Quizás, la causa más importante a la hora de entender el concepto de serenidad que transmite la isla es que toda la población humana se concentra en Hanga Roa el único y también tranquilo núcleo urbano de la Isla. Lo que nos deja un porcentaje de paisajes naturales de un 90% de la Isla. Otro asunto a tener en cuenta es el baremo de lluvias y temperaturas, con un clima parecido al lado Este de La Palma donde habito, casi nunca se pueden ver temperaturas por debajo de 12 grados y casi siempre están rondando los 20º con lo que eso supone para una vida tranquila. Por último destacar el inmenso respeto que el pueblo Rapa Nui tiene por su Isla y la naturaleza que la compone, solo adornada por las colosales figuras de piedra llamadas Moai y que salpican la isla con las más de 700 esculturas en su perímetro. Por esto he reunido estas 15 imágenes que no quieren ser testigos de la espectacularidad de otras que en el reportaje podrían destacar, sino que quieren ser testigos de miradas al más allá en sus caminos y recovecos. Este reportaje pretende ser un puente entre el cielo y la tierra a través del verde del campo, del azul de mar y cielo, del gris nuboso que amenaza sin prisas y los colores del amanecer y el atardecer de la isla serena.

Isla de Pascua