Los Llanos de Aridane

Cuando Tino Soriano me invitó a formar parte de Fotonature 2013 no sabía que los que supuestamente enseñaban acaban aprendiendo bastante más. Este año tuve la suerte de formar parte junto a Karolina Bazydlo de un grupo de fotógrafos con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años. Una maravilla de hornada.

Reconozco que parto de la reflexión de que hoy los niños son más, son más atrevidos, son más inteligentes, son más creativos. A pesar de la pesada maquinaria que el sistema le echa encima, los niños son una maravilla, y entienden mejor que la mayoría de adultos lo que es la conexión corazón – cabeza que da origen a todas las fotos.

No me voy a extender mucho, probablemente  podría colgar estupendas fotos hechas por los artistas. Pero eso sólo sería si este post fuera de lo que ellos han aprendido conmigo y os aseguro que es al revés, soy yo quien he aprendido con ellos, tanto es así que fotografié sus enseñanzas para no olvidarlas nunca.

Pin It on Pinterest